Carrito

Artista

Violeta Scupido

Figura imprescindible del arte argentino del siglo XX y, al mismo tiempo, excéntrica de ese relato por su obra única y distintiva, Aizenberg se definía como pintor surrealista, marco que configuró como excluyente para su producción y alimentó con una mística personal y rigurosa. Trabajaba con el método del automatismo psíquico, mediante el cual intentaba capturar las asociaciones libres del pensamiento sin la intervención reguladora de la razón. Luego, emprendía un meticuloso proceso de depuración hasta alcanzar lo esencial de la imagen. Su excepcional técnica se destaca en el manejo del color, claroscuros y transparencias. Diversos motivos organizan y se reiteran a lo largo de su producción, entre los cuales la torre es el más emblemático, junto con el abanico, las figuras antropomórficas con cabezas esféricas o descabezadas y las formas geométricas que se alzan sobre el horizonte o flotan en el vacío. Aizenberg también trabajó estas geometrías en sus esculturas, tanto de metal como de mármol. El crítico Aldo Pellegrini caracterizó a este grupo de obras dentro de una “geometría metafísica” que “deja de ser un signo material para convertirse en signo espiritual”. Paradigmática es la obra Padre e hijo contemplando la sombra de un día (1962), que integra una serie de pinturas en las cuales un hombre y un niño se asoman a la inmensidad silenciosa del paisaje. Las formaciones globulosas que dominan la parte inferior de ese cuadro fueron realizadas mediante la técnica del grattage —la aplicación de capas de color sobre la tela y el raspado de la superficie con una hoja de filo—. La convivencia inquietante de la abstracción y la figuración que identifica la producción de Aizenberg también está presente en sus dibujos y esculturas en madera, en los que despliega imágenes de cabezas humeantes, piernas femeninas emergiendo de estructuras cúbicas y bañistas de cuerpos blandos que visten trajes con diseños semejantes a circunvoluciones y surcos cerebrales. Aizenberg solía decir: “soy una máquina de tiempo” y, en efecto, su empeño por convertirse en un pintor clásico lo lleva a ser uno de los más contemporáneos.

Unite a nuestra comunidad de arte.

Suscribite para recibir ofertas exclusivas y acceso anticipado a nuevas obras de arte.

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿Necesitas ayuda?